Corrección

Corrección de Portafolios

Los Portafolios presentados por los docentes en evaluación son corregidos por docentes de aula con formación, y al menos 5 años de experiencia, en el mismo nivel, asignatura o modalidad de los docentes cuyos portafolios revisarán. Por ejemplo, los Portafolios que entregan los docentes de Inglés sólo son corregidos por profesores de Inglés.

La corrección se realiza durante el mes de enero en Centros de Corrección que se implementan en distintas universidades del país.

Cada año se reciben entre 20.000 y 24.000 portafolios, y para su corrección se requieren, aproximadamente, 650 profesores de aula, quienes se desempeñan como supervisores de corrección y correctores de portafolios. Cada uno de ellos es rigurosamente capacitado tanto en los protocolos de trabajo, como en la aplicación de las rúbricas y pautas de corrección.


Selección de supervisores y correctores

El proceso de reclutamiento de los supervisores de corrección y los correctores de Portafolio se realiza a través de un sitio web especialmente diseñado para recibir las postulaciones de los docentes interesados en participar.

En ese sitio web, además de encontrar el formulario de postulación, se presenta toda la información necesaria para participar en este proceso: requisitos, disponibilidad requerida para cada cargo, niveles y asignaturas que se corregirán en cada centro de corrección, entre otra información.

Una vez recibidas las postulaciones, cada centro de corrección cuenta con autonomía para la selección de los docentes, velando que se cumplan los requisitos establecidos por el Ministerio de Educación.

La dirección del sitio web y las fechas de postulación son informadas en la sección “Noticias” de este sitio a principios del mes de octubre.


¿Cómo se garantiza una corrección imparcial, confiable y que cumpla con los estándares de calidad técnica?

Todas las personas que trabajan en los centros de corrección (supervisores, correctores, personal de bodega, digitadores, etc.) son cuidadosamente capacitados en los protocolos e instructivos que guían sus funciones. En particular, el proceso de capacitación de supervisores y correctores tiene como objetivo lograr una adecuada comprensión y aplicación de la Pauta de Corrección; e internalizar los procedimientos que regulan el manejo del material, para asegurar que se cumpla con los criterios de confidencialidad y calidad requeridos.

Luego de estas capacitaciones, y antes de comenzar con la corrección de los portafolios, se realiza un período de marcha blanca cuyo principal objetivo es que cada una de las personas que componen el Centro de Corrección realice su trabajo tal como se le instruyó en la etapa de capacitación, a modo de ensayo general. Esto asegura que los Centros de Corrección funcionen cumpliendo con todos los parámetros de calidad (técnicos, logísticos y administrativos) establecidos para la corrección.

Además de lo anterior, durante todo el proceso de corrección se implementan distintos mecanismos que permiten monitorear la calidad de las correcciones:

Correcciones grupales semanales, en las que todos los integrantes de un grupo de corrección corrigen el mismo módulo, para monitorear que todos están aplicando los mismos criterios de corrección.


El 25% de los módulos es revisado por dos correctores en distintos momentos y de forma independiente, permitiendo monitorear la aplicación de las pautas de corrección.


Corrección anónima. los correctores no tienen acceso a los datos de identificación del docente cuyo módulo revisan, ya que la evidencia solo contiene el RUT.