Uso formativo

La mayor parte de su trabajo como docente transcurre en el aula. Por eso muchas veces escuchamos que “para saber cómo es un profesor, hay que verlo trabajando con sus estudiantes” ¿Cómo conocer esta realidad cuando se debe evaluar a miles de docentes y hacerlo en forma objetiva y justa? Para esto, en muchos países se utiliza un portafolio como instrumento de evaluación.

Un portafolio busca reunir materiales que den cuenta de las prácticas pedagógicas y de las reflexiones que están detrás de las decisiones que los y las docentes toman a diario.

De esta forma, el portafolio es un medio para fomentar la mejora de sus prácticas de enseñanza y su desarrollo profesional, ya que:


Uso formativo
Promueve la reflexión a través de la revisión de la propia práctica

Al desarrollar el Portafolio, es decir, al seleccionar las actividades y la evaluación que va a presentar, como al responder las preguntas que se le plantean, usted puede “mirar” su quehacer pedagógico y reconocer aquellas áreas en las que no se siente del todo seguro/a y que necesita mejorar, e identificar sus fortalezas. Puede tomar conciencia de su visión de la enseñanza y el aprendizaje y fortalecer su práctica, en la medida en que tomará decisiones de forma más deliberada.

¿En qué baso las decisiones que tomo diariamente como docente?

¿Con qué frecuencia me detengo a mirar mi propia práctica pedagógica?

¿Qué preguntas me hago cuando reflexiono acerca de mi práctica?

Uso formativo
Favorece el intercambio profesional con colegas

El desarrollo del Portafolio puede propiciar la colaboración entre pares en instancias tanto formales como informales. Por ejemplo, usted puede intercambiar experiencias, conversar sobre sus creencias y expectativas y compartir sus ideas sobre lo que es una práctica de calidad.

¿Comparto con mis colegas mis dificultades o experiencias exitosas en el aula?

¿Discuto la forma de abordar o evaluar un contenido con los otros docentes de mi escuela?

¿De qué manera aprovecho el intercambio con mis colegas para fortalecer mi práctica profesional?


En el caso de Chile, a partir de la evaluación de su Portafolio, usted recibirá un informe en el cual se le dará retroalimentación sobre distintos aspectos de su práctica. A partir de esta información usted puede reflexionar en forma individual y con sus colegas con el propósito de orientar sus esfuerzos de mejora hacia algún aspecto que le parezca relevante.

Vea un ejemplo de informe aquí.


¿Qué usos le puedo dar a los resultados?

A través de una lectura detenida del informe y relacionándolo con sus prácticas habituales, usted puede aprovechar su Informe de Evaluación Individual como una herramienta de desarrollo profesional.

Por ejemplo, en la sección referida a los resultados del Portafolio del Informe de Evaluación Individual, un docente que llamaremos Patricio recibe este reporte:


Este aspecto es una fortaleza y Patricio podría preguntarse sobre las prácticas concretas que sería importante seguir implementando. Aquellas que realiza para lograr un ambiente de respeto como también aquellas que generan un clima de confianza. Por ejemplo:

¿Qué hago diariamente para que mis estudiantes se sientan en confianza en mis clases? ¿Qué hago para que participen en un ambiente distendido y no tengan miedo a equivocarse? ¿Cómo promuevo que se sientan libres de plantear que no están de acuerdo con algo o que no quieren hacer algo?

¿Cómo les demuestro que sus intervenciones siempre son relevantes para la clase? Cuando participan, ¿les doy a entender que lo que comentan es importante para todos? ¿comento sus aportes, los enriquezco, les contrapregunto o los dejo pasar?

En relación al ambiente que promuevo ¿voy monitoreando si mis estudiantes se sienten cómodos para plantear sus inquietudes? ¿les pregunto si lo que trabajamos les hace sentido?



En este ámbito Patricio tiene un espacio para la mejora. Para empezar, podría analizar cómo interactúa con sus estudiantes. Por ejemplo, recordar algún momento de la última clase en la cual tuvo un intercambio con los estudiantes:

¿Qué hicieron o dijeron sus estudiantes? ¿Eran desempeños correctos o incorrectos?

¿Me detuve en sus respuestas o desempeños para intentar entender por qué habían mostrado ese desempeño?

¿Qué hice? ¿Les contrapregunté o solo les indiqué que estaban en lo correcto/incorrecto?

¿Les invité a analizar sus respuestas o desempeños? ¿Los guié para que entendieran cómo habían llegado a ese desempeño o bien a analizar esta respuesta y comprender el origen de su error?



Patricio al preguntarse cómo mejorar sus actividades y preguntas para que sus estudiantes se desafíen y desarrollen habilidades de pensamiento de orden superior, podría revisar la planificación que tiene de alguna de sus clases e, intentando ponerse en el lugar de sus estudiantes, preguntarse, por ejemplo:

¿Qué acciones o pasos deben realizar mis alumnos para abordar esas tareas? ¿tienen que pensar, tomar decisiones para realizar esos pasos o solo los ejecutan por repetición?

¿Esas tareas implican algún grado de dificultad para mis estudiantes? ¿Solo tienen que identificar información o tienen que establecer relaciones y fundamentar?

¿Les he entregado herramientas que permitan abordar tareas más complejas o desafiantes?


¿Qué opinan los docentes sobre el Portafolio?

Entre las preguntas del cuestionario complementario que respondieron los docentes evaluados el año 2017, se les preguntó ¿Qué tan útil ha sido para su práctica docente la elaboración del Portafolio?

Más de 14.000 docentes respondieron esta pregunta, y los resultados muestran que un alto porcentaje de ellos considera que la elaboración del Portafolio fue útil para su práctica docente.

El 66,8% considera útil o muy útil en relación a la evaluación de los aprendizajes de sus estudiantes.

El 80,3%, dice que le fue útil o muy útil para reflexionar acerca de sus prácticas pedagógicas.

El 77,8% lo considera útil o muy útil, en promover el diálogo profesional entre colegas.



También se les preguntó ¿Qué mejoras realizó en sus prácticas pedagógicas a partir de los resultados que obtuvo en su última Evaluación Docente? A continuación se presentan las respuestas de algunos docentes:


“En esta oportunidad me ocupé mucho más de la etapa de evaluación, elaboré nuevos y variados instrumentos de evaluación de acuerdo a las habilidades científicas que he desarrollado con mis alumnas”

(Docente Segundo Ciclo, Ciencias Naturales)

“Mejoras en la selección de las actividades y estrategias para los tres momentos de la clase. También he puesto mayor atención en los objetivos formulados para las clases y su relación con las actividades seleccionadas para el logro de ese objetivo”

(Docente Educación Media, Historia)

“Las mejoras que realicé en mis prácticas pedagógicas, fue visualizar mis debilidades y trabajar en ellas, en las dimensiones que salí básica, pero sobre todo en que salí insatisfactoria que fue en la clase grabada se observaban debilidades, en el no uso efectivo del tiempo disponible para el aprendizaje”

(Docente Primer Ciclo, Generalista)

“El poder corregir y mejorar algunos de los errores que estaba cometiendo. Marcar los tiempos de mis clases para cumplir con los objetivos dados”

(Docente Segundo Ciclo, Religión Católica)