Una docente de Gastronomía quiere evaluar si sus alumnos y alumnas de tercero medio han
aprendido a montar un buffet, contenido que ha estado trabajando las últimas semanas.

Para ello, les pide formar grupos de 5 estudiantes y realizar en conjunto el montaje de un buffet,
a partir de las siguientes indicaciones:

Docente: Deberán montar un buffet. Se evaluará la elaboración de ficha técnica, la elección del buffet según estacionalidad o temática, el montaje del buffet, la presentación en el horario determinado y, por supuesto, el cumplimiento de normas de higiene y presentación personal abordadas en las clases.

Para evaluar el desempeño de cada grupo, la docente utiliza el siguiente instrumento:

LNL
· Elaboran la ficha técnica de todas las preparaciones presentadas.
· El Buffet es acorde a los requerimientos de estacionalidad o temática.
· Presentan buffet en el tiempo determinado.
· Cumplen con las normas de presentación personal.
· Cumplen con las normas de higiene.
· Calidad del Buffet

L: Logrado (1 punto); NL: No logrado (0 puntos).

Analicemos el ejemplo

Lea la lista de cotejo e imagine que usted tuviera que evaluar a sus estudiantes aplicando esta lista. ¿Podría hacerlo?

Aunque en la mayoría de los aspectos se describe claramente qué se espera de los y las estudiantes, probablemente, el último “Calidad del Buffet” le resultaría difícil aplicar, ya que la docente no describe qué entenderá por este aspecto.

“Calidad del Buffet” podría referirse a diversos aspectos, por ejemplo: aplicar  técnicas de cocción y corte adecuadas, el correcto montaje, la decoración y presentación de las preparaciones, entre otros. La docente puede haber pensado en uno de esos aspectos, pero excluir otros; y podría cambiar su criterio a medida que observa los distintos buffet.

¿Qué implicancias tiene esto al momento de evaluar el desempeño de sus estudiantes?

Al ir evaluando cada buffet y a cada grupo, probablemente la docente considere diferentes aspectos dentro de “Calidad del buffet”. Así, los grupos serán evaluados con criterios y/o niveles de exigencia distintos, lo que perjudicará la equidad y la objetividad de la evaluación.