La reflexión pedagógica se efectúa de forma individual y colectiva. Para que el diálogo reflexivo y
colaborativo sea una realidad, cada docente debería procurar enfrentar su práctica habitual
considerando lo siguiente
¹:

Yo reflexiono, tú reflexionas…

Nosotros reflexionamos…

Cuando en una conversación todos los participantes hasta el final se mantienen en su misma idea o postura, no hay indicios de diálogo.
Un diálogo no es pedagógico si la conversación solo gira en torno a las acciones, sin detenerse en las implicancias para el aprendizaje de los y las estudiantes.

 

Para descargar e imprimir en formato infografía (tamaño 30 x 70 cm), pinche aquí 

Recuerde que puede descargar el archivo pdf (tamaño oficio) en el costado superior derecho de esta página